castellano

Noticia aparecida el 11 de febrero en el Diario Vasco sobre el Ayuntamiento de Irun y el Plan Especial de Txingudi

El Ayuntamiento pide implicación institucional en el desarrollo de Plaiaundi

El Grupo Socialista en JJ GG insta a las administraciones a reafirmar su compromiso de financiación.

11.02.14 - 00:13 - :: MARÍA JOSÉ ATIENZA | IRUN

Pistas de atletismo de PlaiaundiEl Ayuntamiento de Irun, a través de su delegado de Medio Ambiente, Miguel Ángel Páez, ha pedido a las administraciones competentes (Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa) «que reafirmen sus compromisos con el desarrollo de Parque de Plaiaundi», al igual que lo hizo el Pleno municipal el pasado 23 de diciembre. La Corporación irunesa adoptó en esa fecha, por mayoría, un acuerdo en el que se recoge «un compromiso claro de la ciudad, con vistas a que se pueda producir, por un lado, el desarrollo del Plan Especial de Txingudi y por otro, el cambio de ubicación de los equipamientos deportivos de Plaiaundi».

El acuerdo alcanzado en el Pleno de Irun el pasado 23 de diciembre tuvo su origen en una moción presentada por Bildu y Ezker Batua, a propuesta de 21 asociaciones ecologistas y medioambientales de Gipuzkoa e Iparralde. Pero no fue esa moción la aprobada finalmente, sino una alternativa presentada por el PSE, que obtuvo los votos favorables de PP y PNV y la abstención de Bildu y EB.

El acuerdo incluía tres puntos principales. El primero, reafirmar el compromiso del Ayuntamiento para el pleno desarrollo del Plan Especial de Protección y Ordenación de los recursos naturales del área de Txingudi. El segundo, crear una comisión integrada por las administraciones implicadas en la gestión del parque para abordar la programación y financiación compartida del traslado de las instalaciones deportivas, en los términos fijados en el convenio firmado en 1993 (50% Diputación, 30% Gobierno Vasco y 20% Ayuntamiento). El tercero, el compromiso de los partidos políticos presentes en la Corporación «para exigir a todas las partes el cumplimiento de la financiación correspondiente y el compromiso para buscar la ubicación que más rápidamente pueda garantizar el traslado». En este sentido, se acordó, también, revisar el documento de 2006, en el que se recogían las siete alternativas de reubicación de las instalaciones deportivas planteadas a lo largo de todo el proceso y en el que se adoptaba la decisión de que la reubicación en Zubieta «era la más viable».

Tras el acuerdo alcanzado por el Pleno de Irun, el Grupo Socialista presentó, a finales de enero, en Juntas Generales, una iniciativa en la que se insta a la Diputación y al Gobierno Vasco a reafirmarse en su compromiso para el pleno desarrollo del Plan Especial de Txingudi. «Hemos presentado esta iniciativa para que en el pleno de marzo, las JJ GG ratifiquen el convenio acordado en 1993 para la financiación compartida de la reubicación de las instalaciones deportivas», señalaba ayer la juntera socialista, Maite Cruzado. El delegado de Medio Ambiente, avanzó, a este respecto, la intención del Grupo Socialista de presentar una propuesta similar en el Parlamento Vasco.

Si las iniciativas salen adelante, las cuatro administraciones implicadas en el desarrollo del Plan Especial de Txingudi (Gobierno Vasco, Diputación Foral de Gipuzkoa y Ayuntamientos de Irun y Hondarribia) se sentarán en una mesa veinte años después y con el mismo punto de partida. Hay alguna diferencia con respecto a 1993. Por un lado, se han presentado siete propuestas distintas de reubicación para las instalaciones deportivas (Osinbiribil, Ibarla, Anaka-Puiana, Olaberria, Arbes, Iparralde-Gal y Zubieta), varias de ellas rechazadas por el departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco, por diferentes motivos. Por otro, se han producido tres grandes pérdidas: 127.407 euros de ayudas europeas, que tenían como plazo límite el mes de abril de 2005; cientos de deportistas entrenándose en condiciones precarias, a pesar de los arreglos realizados en las instalaciones deportivas; y un parque ecológico recuperado solo a medias.

Miguel Ángel Páez señalaba ayer que la voluntad y responsabilidad del Ayuntamiento ha sido «buscar localizaciones y garantizar que los deportistas tengan unas mínimas condiciones para realizar su actividad». También reconocía que «no ha habido capacidad de gestión. No ha habido capacidad de ponernos de acuerdo las cuatro administraciones. Lo estamos volviendo a intentar, porque todos estamos pensando en resolver el desarrollo del parque ecológico». Zubieta continúa siendo la apuesta del Ayuntamiento para reubicar las pistas de atletismo y el campo de rugby, «independientemente del desarrollo o no de actividad económica en la zona. Pero lo que necesitamos son certidumbres financieras».

IEOE imágenes de base

Última entradas del blog...

  • Día de los humedales en Plaiaundi
  • Récord de citas de gaviota cáspica en la desembocadura del Urumea
  • La gestión del Parque Natural de Aralar, ¿persigue realmente la conservación del mismo?
síguenos en flickrsíguenos en youtubesíguenos en Facebooksíguenos en Twittersíguenos en nuestro blog
Wind Guru
Subir